Alburquerque

Alburquerque.
Historia
Monumentos
Fiestas y Tradiciones
Naturaleza
Arqueología
Alojamiento y Restauración

Alburquerque se encuentra enclavada en la Sierra de San Pedro. Está situada al noroeste de la Provincia de Badajoz, Extremadura, muy próxima a Portugal, desde donde se ven tierras de este país. Dista 45 km de la capital provincial (Badajoz) y 100 km de la capital regional (Mérida). Pertenece a la Mancomunidad de Lácara-Los Baldíos y al Partido judicial de Badajoz.

Situada al Noroeste de la Provincia de Badajoz, muy próxima a Portugal, en las estribaciones de la Sierra de San Pedro. El origen de la población actual se encuentra en el núcleo ocupado por primera vez a los árabes en 1166 por Fernando II.

Marcada por su estratégica situación, en una tierra de frontera, Alburquerque ha tenido una agitada historia en la que ha sufrido los avatares de las luchas que aspiraron durante siglos a controlar tan decisivo enclave.

Alburquerque declarado Conjunto Histórico Artístico, está dividido en dos partes bien diferenciadas debido a su muralla defensiva. El Barrio Medieval, con estrechas y engalanadas calles y de sus pórticos ojivales, coronado por el imponente Castillo de Luna (S.XV) uno de los mejores bastiones medievales que se conservan en Extremadura y en la Raya Ibérica.

La parte más moderna, conocida como “Villa Afuera” en la que destacan casas solariegas y algunos edificios singulares como la iglesia de San Mateo (S.XVI), el convento de la Madre de Dios y la iglesia de San Francisco (SXVII), el Santuario de Nuestra Señora de Carrión o las Pinturas Rupestres del Risco de San Blas.

Alburquerque ofrece al viajero los atractivos de un paraje natural impresionante. Discurrir entre algunas de sus rutas señalizadas supone descubrir paisajes únicos y variados como dehesas, castañares y riveras, arroyos de aguas tranquilas, gran cantidad de avifauna, el vuelo de buitres, águilas imperiales y otras rapaces, manadas de ciervos y jabalíes, árboles notables, pozos de refrescantes aguas, abrevaderos de ganado, tumbas antropomórficas, Ermitas y Castillos… o perderse entre los innumerables tramos de bosque de galería del río Gévora, único río truchero de la provincia de Badajoz.

Así como muchas y variadas fiestas. Las tradicionales son la Romería de Carrión el 7 y 8 de Septiembre, también las procesiones y pasión viviente en Semana Santa o la Feria del Ganado en Mayo. Y las más recientes son el Festival Medieval declarado Fiesta de Interés turístico Regional y que se celebra a mediados de Agosto recreando la vida de aquella época y el Festival de música indiepop.

Otro de los atractivos de la localidad como es su gastronomía. En los restaurantes y bares encontrarán recetas basadas en los excelentes productos de la tierra, regadas con un buen vino de pitarra y elaboradas con un buen aceite de oliva.

Compartir

Google Play QR

Google Play QR

App Store QR

App Store QR